El Gorsedd del Jaguar

Foro de El Templo del Jaguar. Foro dedicado al estudio y difusión del druidismo en español.
 
ÍndicePortalCalendarioFAQBuscarRegistrarseMiembrosGrupos de UsuariosConectarse

Comparte | 
 

 Capítulo 13: La verdad contra el mundo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Nasseilian
Administradora
Administradora
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 608
Edad : 27
Localizaci�n : Córdoba
Fecha de inscripción : 15/10/2007

MensajeTema: Capítulo 13: La verdad contra el mundo   Vie Sep 24, 2010 9:05 am

La verdad contra el mundo

Tema escabroso sin duda. ¿Qué es la Verdad, con mayúscula? ¿Existe? ¿Es posible aprehenderla?
Muchas religiones se afanan de poseer la Verdad Absoluta, de tener al Hijo de Dios, o al Dios mismo en sus filas, de haber descubierto el “verdadero” camino. ¿Qué es todo eso? Es la seguridad de que sus elecciones son correctas, casi a modo de justificación, es la dogmatización de una información y elevación a la categoría de omnipresente y omnisciente. Todos deben saber esa verdad para ser libres, buenos, castos, ir al cielo y un largo etcétera.
También la verdad está presente en las ciencias, aunque en las sociales se tiene más reticencia a usar esta palabra. En los tribunales se habla de verdad, en la escuela, en la calle, los partidos políticos… todo sector o grupo social hace referencia a esta palabra, lo que da un abanico de verdades maravillosamente amplio y contradictorio. ¿Cómo elegir la correcta entonces?
Como con todo, ésta es sólo una visión del asunto. En mi opinión, toda esa dicotomía que supone adivinar cual de los Dioses Krishna o Jehová es más verdadero, de aceptar si es valedera o no la opción de no comer carne y muchas otros dilemas, aparece cuando vemos a la verdad como algo universal. Cuando creemos que debe haber “algo” que trascienda el tiempo y el lugar, y que ante la misma pregunta en cualquier parte la respuesta sea la misma, sin alteraciones. Que la respuesta la piensen los hombres, esté en los libros, y los hombres de ciencia la apliquen en la realidad. Que no quepa duda de que otra contestación no podría ser posible.
A lo largo de este manual, te he hablado de catmas, y de “elegir tu propia verdad”. Supongo que alguna idea te habrá picado con todos esos comentarios. Se dice que los antiguos celtas ya desconfiaban de las afirmaciones universales, y se cree que los druidas recalcaban constantemente la búsqueda del camino propio, y por ende, de una verdad propia. Creían que el mundo no necesitaba conciliación, que las mentes estaban en distinto grado de evolución, y que cada ser necesitaba diversas lecciones que aprender.
Siguiendo esta misma línea, muchos practicantes aceptan el relativismo del mundo. Nada es bueno o malo en esencia. Matar a una persona podría parecer una acción totalmente negativa, pero si se practica la eutanasia para detener el sufrimiento, o si ésta estaba a punto de matar a toda una familia, podemos no estar del todo seguros de nuestra calificación. Ayudar a un amigo en un examen puede ser un gran acto de amistad, pero también es alentarlo a que no crezca por sí mismo. Todo tiene muchas formas de verse, algunas positivas, otras negativas y otras neutrales.
El símbolo del yin y el yang sintetiza para algunos la manera de ver el mundo. Nada es negro totalmente, sino que es blanco en potencia también. De todas maneras, el druidismo se caracteriza por ser más triádico que dual, catma que se sintetiza en numerosos símbolos como el triskel, la triqueta, el tricolofn o la triple espiral.
Algunos druidas sostienen que existen lo blanco, lo negro y un abanico de grises enormes, que sintetizan como tercer alternativa. Otros ven el tercer elemento como la reconciliación de los opuestos, otros como su trascendencia. Lo cierto es que la trinidad forma parte intrínseca de este camino, y con ella una concepción bastante libre de la verdad.
Volviendo al relativismo, muchos druidas sostienen que cada cual tiene su crecimiento, su forma de ver las cosas, su mirada, construida por su entorno, su cultura, sus relaciones, y todas las reflexiones que haya hecho a lo largo de su vida. Si miramos más atrás, cada alma debe aprender cosas distintas en cada reencarnación, o si se cree en el Destino, tiene una misión diferente. Todo esto nos condiciona a que miremos el mundo de una manera diferente a nuestros pares.
A un occidental le cuesta pensar en el mundo como algo global, relacionado, holístico, y al oriental la mirada estructuralista del Oeste le parece complicada. Un niño no puede entender la preocupación por unos números que suben y bajan en las bolsas de valores, ni un adulto puede concebir lo divertido que puede ser mirar tres horas una flor abrirse. De la misma manera, hay personas que la idea de los antepasados y fantasmas vagando por este mundo les parece aterradora y no podrían vivir con semejante premisa. Otros ven en este hecho una tranquilidad inmensa, porque se sienten guiados y protegidos. ¿Cuál de los dos tiene razón?, ¿Están o no están los muertos entre nosotros?
Para el druidismo, la respuesta “real” no existe. Así de sencillo. Si para ti es posible verlos caminando por tu hogar, es muy probable que los veas o sientas. Si sostienes que cuando mueres dejas de existir, no sentirás presencia alguna, y “realmente” no estarán allí. Podría ir un psíquico a tu casa y aún así vería que está limpia de espectros. ¿Cómo es esto posible? Voy a dar mi opinión al respecto, que puede ser refutada por ti y por cualquiera, y que incluso puede servirte, como no. Lamento si me pongo un poco cientifista.
Personalmente, creo que evolucionamos energéticamente. Que esa energía se fue complejizando desde los protozoarios y evolucionó hasta lo que somos hoy. Y que cuando logramos elevar nuestra energía por sobre el común vemos otra realidad, sentimos a las hadas, oímos a los ángeles y vemos el futuro. Creo que todo ello es consecuencia de variaciones energéticas, de vibraciones más altas o más bajas.
En este sentido, nos es invisible e inobservable aquello con lo que no vibramos en sintonía. No podemos ver las ondas del sonido, ni los rayos infrarrojos, ni los seres etéreos. Esto, a mi entender, ocurre por un lado por la vibración energética, pero también por la forma que tenemos de ver el mundo. Se dice que los aborígenes de América no vieron las naves de Colón hasta que estuvieron frente a sus ojos, porque no concebían en sus mentes nada parecido, y eso las hacía invisibles a su mirar. De la misma manera, cuando estamos pensando constantemente en algo, como buscar un empleo, comenzar algún taller o comprar un regalo en particular, solemos percatarnos de todo lo que nos remite a ello, casi como señales. ¿Quién no se ha encontrado en plena calle mirando un cartel al que nunca le había prestado atención hasta ahora, a pesar de verlo a diario? Nuestra mente posee lentes o filtros que descartan información innecesaria y nos hacen conscientes de lo que para nosotros es relevante. ¿Podría ser que de esta manera, si no creemos relevantes a los fantasmas, éstos no aparezcan ante nosotros?
Como nada es blanco o negro, puedo aventurar que esto es un factor más, pero no un determinante. Quizá sí existan los ancestros de una manera contactable, pero nuestra reticencia les impida acercarse, quizá también esté involucrado el nivel energético que poseemos y por ende atraemos, y quizás todas estas barreras pueden ser traspuestas por un espíritu realmente fuerte que necesita contactarse con nosotros. O quizá sólo sean juegos de la mente que “terciariza” en un otro un aspecto o mensaje importante para nosotros y que mediante recuerdos visuales o auditivos, se hace presente.
Desde este enfoque, es posible que tú veas fantasmas, que yo no crea en ellos y para mí no existan, y que un tercero crea en que sí hay vida después de la muerte, pero que no pueden ser contactados. Todo ello es válido en el druidismo, y eso te permite poner a prueba tus creencias y configurar un mundo “a tu medida”. Con el tiempo, algunas premisas cambian y nuevas experiencias se presentan. Puedes optar por dejar de hacer una acción que creías correcta y eso no te hace pecador. Todos estamos aprendiendo y el error es parte del aprendizaje.
Así, es difícil que un practicante de druidismo te dé un consejo concreto u opine sobre una experiencia personal tuya. Lo que te sucede está teñido por tus creencias, y si no crees en los ángeles y los demonios, es bastante confuso y molesto que alguien te dé esa explicación ante algo que te sucedió. Demonio, Fir Bolg, ser caótico o de sombra, Diablo, Shin Dalet, fantasma y hasta extraterrestre o arritmia suelen ser palabras desde distintas concepciones que explican el mismo hecho. Muchos practicantes temen estropear más que ayudar ante los senderos ajenos. Cada uno debe encontrar el suyo propio, las respuestas que tengan más sentido para él. Pero otros sí incursionan, aconsejan, ayudan y moldean las decisiones de las personas con las que se relacionan. Libre albedrío: todos podemos elegir qué papel tenemos.
An Fhírinne in aghaid an lSaoil en Irlanda, Viriona are Anipei Bituios en la Galia, Ar Gwir a enep Ar Bed en lo que era Armórica, y Y Gwir yn Erbyn y Byd en Gales, son traducciones del título de este capítulo: la Verdad contra el Mundo. Todo un dicho en la literatura druídica. ¿Qué es lo que significa? Sí, lo adivinaste, ¡debes buscar qué simboliza para ti!
Sólo algunos comentarios, teñidos por mi propia reflexión, y que quizá puedan guiarte en la tuya. Cuando leí por primera vez esa frase, la sentí un poco mesiánica. ¿Acaso cuando uno descubre la Verdad descubre también que todo en el mundo es opuesto a ella? Nunca pude soportar ese pensamiento, y creo que de alguna manera esta verdad –que se configura en mi verdad- debe formar parte del mundo, darle un sentido. También me recordó a todas las personas que se creen mejor que otras por “conocer la Verdad”. Y nada más lejos de lo que quiero, ya demasiado ego tengo para lidiar como para agregarme ese fardo de ser la única haciendo lo correcto.
Una opción que tuvo sentido en un principio para mí fue interpretar al mundo como las verdades sociales, como los condicionamientos de nuestra cultura, que por ende, son uniformes o por lo menos intentan englobarnos a todos en la misma bolsa. Por el contrario, la verdad es algo individual, es mi camino, mi forma de ver el mundo, y ahí estaría la diferencia que marca la frase. Mi verdad estaría separada, en contra de una verdad universal propuesta por otras personas ajenas a mí.
Otra interpretación que tuve fue el mundo como mundo actual, como hombres postmodernos estresados y autómatas que somos. Entendí que la verdad se oponía a este mundo en la medida que ayuda a despertar y a mirar hacia adentro de cada uno. Y este pensamiento vino con la idea de ayudar a que los hombres busquen su verdad.
También puede verse con humildad. Si creemos en algo superior, tan maravilloso y omnipresente para crear y sostener todo lo que conocemos, quizá no tengamos la capacidad, al ser seres limitados, para entenderlo, para aprehenderlo. En este sentido la Verdad, el Incognoscible, está más allá del mundo… aunque personalmente me gusta ver a la divinidad como inmanente en el universo, y no como algo que está detrás, como un titiritero.
Por último, una interpretación más budista sería que el mundo es ilusión, el mundo es aquello que nuestros filtros nos permiten ver. Por ende, eso no es lo real, lo verdadero. Debemos ir quitándonos o por lo menos alternar los distintos filtros para poder observar más verdaderamente, aunque sin alcanzar la Verdad máxima, ese mar energético. ¿Cómo detectamos lo verdadero? Por ejemplo, a través de la sensación de conexión con la divinidad que nos embarga a veces.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://templodeljaguar.myartsonline.com
Nasseilian
Administradora
Administradora
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 608
Edad : 27
Localizaci�n : Córdoba
Fecha de inscripción : 15/10/2007

MensajeTema: Re: Capítulo 13: La verdad contra el mundo   Vie Sep 24, 2010 9:05 am

Tarea:

Despeja dudas. Escribe un ensayo de por lo menos tres páginas sobre este capítulo. Oriéntalo como quieras, teniendo especial atención en estas preguntas: ¿Cómo definirías a la verdad y a la Verdad?, ¿Qué implicancias tiene esta definición?, ¿Cómo influye en tu forma de ver el mundo?, ¿Crees que la mente posee filtros?,¿De dónde crees que han salido la mayoría de tus creencias?, ¿Cómo puedes utilizarlas como herramienta para tu crecimiento?
Tarea adicional (no obligatoria): Experimenta físicamente la Verdad Medita concentrándote en el título de este capítulo y atiende a tus reflexiones.
Proponte apoyar, refutar y dudar sobre tres ideas distintas que aparezcan en
tus conversaciones en un día. Verás que fácil es encontrar puntos
débiles y peros como así también apoyos en lo que dices. Eso hace aún
más relativa a la verdad, ¿no crees? La forma en que se
la dice termina teniendo mucho que ver.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://templodeljaguar.myartsonline.com
Nasseilian
Administradora
Administradora
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 608
Edad : 27
Localizaci�n : Córdoba
Fecha de inscripción : 15/10/2007

MensajeTema: Re: Capítulo 13: La verdad contra el mundo   Vie Sep 24, 2010 9:08 am

¿Alguna vez te preguntaste cuán relativo es el mundo?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://templodeljaguar.myartsonline.com
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Capítulo 13: La verdad contra el mundo   

Volver arriba Ir abajo
 
Capítulo 13: La verdad contra el mundo
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Collier capítulo 8
» Collier.capítulo 3
» EL EPISODIO DE JOSUÉ Y EL SOL
» Tobías En el capítulo 6 y verso 8,manda a ahuyentar los demonios con carne quemada tremenda herejia
» MANUAL DE EVANGELISMO Capítulo 1

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
El Gorsedd del Jaguar :: Del sacerdocio :: Cursos :: Lecciones de Chañar-
Cambiar a: