El Gorsedd del Jaguar

Foro de El Templo del Jaguar. Foro dedicado al estudio y difusión del druidismo en español.
 
ÍndicePortalCalendarioFAQBuscarRegistrarseMiembrosGrupos de UsuariosConectarse

Comparte | 
 

 Capítulo 00: Introducción

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Nasseilian
Administradora
Administradora


Femenino Cantidad de envíos : 608
Edad : 26
Localizaci�n : Córdoba
Fecha de inscripción : 15/10/2007

MensajeTema: Capítulo 00: Introducción   Jue Sep 23, 2010 12:25 pm

Introducción

Creo que de más está decirles que no me siento ni remotamente capacitada para hacer un curso sobre el sendero de los druidas. Primero, porque llevo muy poco tiempo transitando en él, y sé que me faltan infinidad de enseñanzas por recibir. Por otro lado, intentar tomar todas las experiencias dinámicas de la naturaleza, detener su fluir y eternizarlas en la palabra es algo que asusta, y que va en contra del druidismo mismo.
Los grandes chamanes celtas durante siglos mantuvieron una prohibición: no podían escribir sus enseñanzas. Al principio no pude comprender esto -¡yo, que vivo anotando ideas, conclusiones y proyectos en cuanto papel encuentro!-, y hasta sentí cierta tristeza, porque gracias a que no habían dejado registro escrito, mucho conocimiento se perdió… Pero ahora tengo una visión diferente con respecto a este punto… Cuando uno escribe una idea, la hace eterna. Ya deja de ser una idea, un pensamiento fluido, que cambia con el devenir de la conciencia y de nuestra historia, sino que pasa a tener existencia propia (en el papel), y recorre el tiempo como algo claramente delimitado.
Una de las primeras actitudes del druida –no podemos hablar de reglas estrictas a seguir- es observar la naturaleza y aprender de ella. Y los vates, bardos y druidas de antaño aprendieron que nada es estático, todo cambia y evoluciona. Aprendieron así también, que el conocimiento que en su momento creían correcto, era una interpretación válida de la Realidad, pero que podían plantearse modelos aún más profundos, o simplemente diferentes, que, a su vez, eran una visión valedera de su mundo.
Por todo esto llegaron a la conclusión de que, si materializaban sus descubrimientos, creaban grandes libros sobre lo que los bosques les habían susurrado, eso se haría dogma, se haría Verdad, y la gente se acercaría más a ese conocimiento “fácil” y se alejaría de la verdadera fuente, la Naturaleza...
Algunos vestigios de sus enseñanzas, a veces matizadas por el cristianismo –o casi todas las veces- sobrevivieron al tiempo y podemos tener acceso a ellas. Sin embargo, nada de lo que nuestros ancestros de espíritu aprendieron e hicieron se perdió: aún sigue en la Naturaleza, quien espera que solamente volvamos a escucharla; se encuentran en los mitos y cuentos que pasaron de boca en boca, en forma de bellísimas metáforas; y por último, se encuentra en el inconsciente colectivo, en la energía del cosmos, en el universo entero, ya que todo está unido con todo, a través del tiempo y el espacio –por lo menos eso es lo que creo yo-…
En este pequeño curso no van a encontrar muchas definiciones, ni explicaciones de las grandes preguntas. No se les dará la Verdad –que por lo menos para mí, es más un camino que una meta-. A lo largo de estas páginas se describirán cuáles son los puntos cruciales que deberían investigar. Se les hablará un poco de la historia del pueblo celta, y de algunas de sus cosmovisiones. Pero más que datos, está pensado para que luego de terminado, ustedes pueden salir y buscar, buscar su camino dentro del druidismo y del mundo. A través de él conocerán algunas corrientes en las que pueden indagar, y fundamentalmente, cuál es la visión del druida con respecto al conocimiento, como buscarlo, como contactarse con la Naturaleza en su búsqueda.
Esto no es una iniciación. En las tradiciones no existen certificados ni habilitaciones. Quizás hagas este curso y decidas que el druidismo no es para ti… no te sientas obligado a ello. Es más, quizá te atraiga más la postura filosófica del druida que su cosmología en sí. Ni aquí ni en ningún lado existen caminos seguros y definidos. Como decía el chamán Don Juan: busca el camino con corazón…
Jugar entre la Realidad y la ficción –como hacen muchas religiones- es una manera de desorientar la parte racionalista del cerebro, y permitir que nuestro lado intuitivo alcance cosas más profundas… Los invito a que a lo largo de este trayecto que recorreremos juntos, alternemos entre ambas esferas, las mezclemos y aprendamos a aprender jugando, cerrando los ojos y dejándonos llevar por ese niño que aún disfruta de las adivinanzas y las aventuras…


Última edición por Nasseilian el Jue Sep 23, 2010 12:37 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://templodeljaguar.myartsonline.com
Nasseilian
Administradora
Administradora


Femenino Cantidad de envíos : 608
Edad : 26
Localizaci�n : Córdoba
Fecha de inscripción : 15/10/2007

MensajeTema: Re: Capítulo 00: Introducción   Jue Sep 23, 2010 12:25 pm

Tarea:
Mira con tu ojo crítico el texto que acabas de leer. Aunque sea una introducción ya de por sí posee información valiosa. Si se te ocurren preguntas, hazlas. Si te lleva a la reflexión permítete volar por un momento. Escribe todo esto. Ahora, con tu mirada intuitiva sigue el relato, y cuéntame también qué es lo que dejaste.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://templodeljaguar.myartsonline.com
Nasseilian
Administradora
Administradora


Femenino Cantidad de envíos : 608
Edad : 26
Localizaci�n : Córdoba
Fecha de inscripción : 15/10/2007

MensajeTema: Re: Capítulo 00: Introducción   Jue Sep 23, 2010 12:26 pm


-Bienvenido hermano –dijo una voz entre el follaje, que parecía venir de todas partes y ninguna a la vez-, has llegado a través del sendero boscoso a este claro, guiado por la luz de la luna y el tintinear del aleteo de las hadas…
Miras a tu alrededor, extasiado. Cada espacio, cada rellano, cada claro de un bosque marca un tiempo de reflexión, una idea. Y en el que te encuentras ahora, la magia parece inundar todo, como una sábana tornasolada que ondula en el aire, en las rocas, en los árboles que se mecen con la suave brisa nocturna. Aquí y allá, cuando tus ojos parecen no ver, puedes distinguir destellos plateados y dorados, pequeñas manifestaciones de los amigos del bosque que están esperando, expectantes. La misteriosa voz parece esperar pacientemente que termines de observar este santuario, y cuando comienzas a mirar en la oscuridad en su búsqueda, frente tuyo los árboles se mueven – ¿o se mueven sólo sus ramas?- para dejar entrar al claro una figura.
Es una mujer, de túnica larga, blanca, pero que se llena de símbolos extraños cuando la luz da sobre la tela en un ángulo particular. A su izquierda pende un morral, un bolso con quién sabe qué secretos. Se saca la capucha que cubría su rostro, y un cabello largo y una mirada profunda te salen al encuentro.
-Llegaste aquí por tu curiosidad y tu búsqueda. Hasta este mismo momento puedes echarte atrás. Puedo mostrarte el bosque con sus secretos, y puedo revelarte los conocimientos que me pertenecen. Pero primero debes decidir si deseas entrar en este camino, porque no habrá vuelta atrás. Es como abrir una puerta de roble macizo: necesitarás mucha fuerza de voluntad para cerrarla.
-Así mismo correrás riesgos. Deberás enfrentarte a ti mismo, y muchas cosas quizás queden atrás… Sin embargo, la recompensa, es infinita… ¿Qué dices?
(Cierra los ojos, y medita sobre las palabras de la druidesa. Decide si quieres continuar con el curso o no. Eres totalmente libre, y cualquiera de las dos elecciones será la correcta. Si decides continuar, sigue leyendo.)
Ante tu afirmación, la druidesa sonríe, se da vuelta y con andar ceremonioso comienza a caminar hacia la oscuridad del bosque. Voltea y con su mirada enigmática te invita a que la sigas…
A medida que caminan, los árboles parecen dar paso a la shamana quien a pesar de todo el ropaje que porta, parece casi deslizarse entre las hojas. La luz se cuela entre la copa de los árboles, y cada vez que un haz la toca, su figura cambia. Caminas al lado de una joven druidesa, de una mujer madura, de una anciana, de un varón aún juvenil, de un hombre de abundante barba, de un viejo con infinitas arrugas, de un ser mitad lobo, mitad humano, de un chamán aborigen, de un gran ocultista, de ti mismo investido del Poder de la Palabra… a pesar de todas estas metamorfosis no puedes más que sonreír: la confianza te invade por completo.
Llegan a otro claro, en el cual hay una fogata custodiada por dos seres humanoides cuyo pelo parece íntegramente de llamas y una fuente, una especie de estanque, de tina, donde la luz de la luna refleja el agua cristalina y los pétalos de flores silvestres que le inundan. Está flanqueada por dos figuras azules. Aquí el druida se detiene y te mira:
- Llegó el momento de comenzar. Tu entrenamiento comenzará mañana, pero antes debes pagar el precio –al ver tu mirada de pregunta, continua-. Antes de entrar, debes dejar algo atrás, algo que necesitaste mucho tiempo, y que fue necesario para tu camino… pero ahora es momento de abandonarlo, y sentirte más libre… Medita bien qué es lo que quieres soltar… Lo que en el Otro Mundo se elimina en un momento, es arduo trabajo en el otro, pero así como el fuego de esta fogata lo quemará, en poco tiempo será un atributo olvidado…
-Tómate tu tiempo –coloca una mano en tu hombro, mientras su mirada se acerca a la tuya, y en ella puedes ver la inmensidad-. Cuando te decidas, saca de tu morral aquello que quieres ofrecer a cambio de tu aprendizaje, aquella característica de la que te quieres liberar y tírala a las llamas.
Cierras los ojos y decidido, sacas un objeto de tu bolso. Lo miras y luego te acercas a la fogata. Al arrojarlo al fuego, las llamas crepitan, se elevan. Parece que les gusta tu decisión.
-Ahora –dijo la druidesa, mientras te acerca a la fuente- recibirás tu primer resultado. Este estanque es el estanque del Sueño: es el lugar de donde vienen los mensajes oníricos.
Te sumerge con ayuda de aquellos guardianes acuáticos, y el aroma puro de las flores te inunda, y parece entrar por cada poro de tu cuerpo.
-Puedes volver a este lugar cada vez que lo desees… Cuando no comprendas alguna enseñanza, cuando no termines de entender lo que te dice la Naturaleza, ven conmigo. Yo soy parte de ella, soy un druida, pero también soy tú mismo, tu yo profundo.
El druida comienza a susurrar una canción antigua, y a su compás te vas adormeciendo, mientras la luna parece bailar, siguiendo la melodía…
Relájate y permanece todo el tiempo que creas necesario en esta emoción, de liberación, de lo desconocido que trae el comienzo. Cuando estés listo, vuelve al ahora. Presta atención a tus sueños…
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://templodeljaguar.myartsonline.com
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Capítulo 00: Introducción   

Volver arriba Ir abajo
 
Capítulo 00: Introducción
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Collier capítulo 8
» Collier.capítulo 3
» EL EPISODIO DE JOSUÉ Y EL SOL
» Tobías En el capítulo 6 y verso 8,manda a ahuyentar los demonios con carne quemada tremenda herejia
» MANUAL DE EVANGELISMO Capítulo 1

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
El Gorsedd del Jaguar :: Del sacerdocio :: Cursos :: Lecciones de Chañar-
Cambiar a: