El Gorsedd del Jaguar

Foro de El Templo del Jaguar. Foro dedicado al estudio y difusión del druidismo en español.
 
ÍndicePortalCalendarioFAQBuscarRegistrarseMiembrosGrupos de UsuariosConectarse

Comparte | 
 

 Capítulo 9: Naturaleza, otros seres

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Nasseilian
Administradora
Administradora


Femenino Cantidad de envíos : 608
Edad : 26
Localizaci�n : Córdoba
Fecha de inscripción : 15/10/2007

MensajeTema: Capítulo 9: Naturaleza, otros seres   Jue Sep 23, 2010 3:08 pm

Naturaleza: otros seres
Ya te he hablado de las plantas, los árboles y las flores. Te he nombrado a los animales de piel y garra, escamas y plumas. Y hasta te mencioné a la cantidad exorbitante de seres feéricos que puedes encontrar. ¿Quién más puede faltar entonces?
Lo cierto es que hay otros espíritus que existen a nuestro alrededor. Como sucede siempre en el druidismo, no todos los practicantes creen en ellos, pero aquí te enumero algunos. El resto corre por tu cuenta.
En primer lugar, una creencia que no he visto en muchos sistemas mágicas y otras religiones paganas, es El Espíritu del Lugar. El bosque está lleno de vida: tiene árboles, lo rodean las piedras, el río, los animales, las hadas. Sin embargo, es casi como si hubiera una coherencia en todo ese lugar, como si esa arboleda tuviera una entidad propia que la define como única, y lo diferencia de los otros bosques. Esa energía que posee un lugar en particular, empapado con el brí, el bua, la energía primordial, y las energías de los seres que allí habitan, recibe el nombre de Espíritu del Lugar.
Algunas sostienen que es una energía a la que se puede apelar, otros que realmente es una entidad con conciencia propia. Lo cierto es que no sólo podemos hablar con un árbol, una piedra o un gato, sino que podemos hablar con el bosque, con un río, con un lago, incluso con un pueblo, un edificio en construcción, o una cadena montañosa. Hay que diferenciar que el espíritu del lugar suele ser nombrado también como el Guardián de ese lugar, no la energía misma –para los que creen que es una entidad con consciencia.
Es prioritario si vamos a hacer un ritual en un lugar desconocido, pedir permiso al Espíritu del Lugar, quien custodia sus dominios y protege esa pequeña zona. En mi caso, cuando camino por zonas agrestes, saludo al Guardián y le solicito su aprobación para pasar. Cuando son lugares muy energéticos, suelo llevar una ofrenda, como gesto de cortesía.
El término Deva es una creencia hindú muy similar.
Además de poder hablar con estas entidades, el druida observa la naturaleza para poder comprenderla. Observa los animales, las plantas, las rocas, aprende de ellos, se comunica con ellos y convive. Pero también este chamán estudia la forma de las nubes, y las estrellas, y a través de ambas descubre el pasado, el presente y el futuro. Siente a la Madre Tierra, y canta con el Padre Cielo. Escucha a su Hermano Viento las buenas nuevas, y se ríe con el Hermano Rayo de la soberbia humana. No hay límites para lo que puede aprender el practicante del universo: todo cuanto pasa por sus ojos es reflejo de sí mismo, y puede llegar a ser un objeto de estudio tremendamente interesante.


Última edición por Nasseilian el Jue Sep 23, 2010 3:21 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://templodeljaguar.myartsonline.com
Nasseilian
Administradora
Administradora


Femenino Cantidad de envíos : 608
Edad : 26
Localizaci�n : Córdoba
Fecha de inscripción : 15/10/2007

MensajeTema: Re: Capítulo 9: Naturaleza, otros seres   Jue Sep 23, 2010 3:08 pm

Tarea:
.Hoy ha habido pocas palabras, pero habrá mucha práctica. Tienes dos experiencias para hacer. En el caso de la meditación al Espíritu del Lugar, realízala durante una semana como mínimo y escribe un ensayo de cómo mínimo 3 páginas. Para la adivinación a través de las nubes espera un día propicio y realiza la práctica. Escríbeme otro ensayo contando la experiencia.
Tarea adicional (no obligatoria):
Puedes usar la meditación “para entrar en contacto con un árbol”, para hacerlo con tus otros hermanos (ríos, rocas, animales, etc). Aprenderás mucho sobre ellos.
También si tienes la oportunidad cuando viajes observa los diferentes
temperamentos de los guardianes de diversos lugares. Verás que habrá
ciertas recurrencias y sabrás como tratar a cada quien. Observa
también en la cultura de tu zona mitos relacionados a figuras de la
naturaleza, como el Padre Cielo, o el Hermano Viento.
Aprende sobre las características que te detallen.


Práctica IV: La lectura de las nubes por Cassandra Eason
Para el ojo experto, las formaciones de nubes pueden revelar el tiempo que se aproxima durante las próximas 24 horas. Por ejemplo, las nubes rojas en el amanecer indican que lloverá dentro de las próximas cuatro horas.
Pero las nubes también pueden ser usadas para otro tipo de predicciones. Sus patrones cambiantes pueden estimular nuestros poderes de intuición innatos con el fin de guiarnos a través de la calma y las tormentas de la vida. Esta práctica se remonta a los druidas y vive en el corazón de cualquier niño que se dedique a adivinar figuras en las formas de las nubes.
La adivinación a través de las nubes opera a través del sistema de imaginación visual que sirve de fundamento a muchas prácticas mágicas populares, tales como la interpretación de las imágenes de las hojas de té, de la luz reflejada en el agua o de las imágenes en el fuego. Se trata de una de las formas adivinatorias más antiguas y potentes.
Durante varios días nos tomamos el tiempo para identificar imágenes en el cielo, ya sea en los irregulares cúmulos blancos o en las fragmentadas líneas de nubes grises. Estudiamos las formas cambiantes cuando el sol naciente y poniente las tiña de color escarlata. Nos tomamos el tiempo necesario y nos relajamos, dejando que el cielo nos revele poco a poco sus secretos.
Cuando hayamos reactivado nuestra habilidad para leer en las nubes, planteamos una pregunta o nos concentramos en un tema relacionado con el futuro, como por ejemplo, nuestra carrera, nuestra relación o cualquier cambio que estemos planeando.
Escogemos una amplia porción de cielo e identificamos lo que parezca ser la imagen más clara a la izquierda de nuestro campo de visión. Realizamos un dibujo de la imagen y escribimos rápidamente algunas palabras acerca de nuestra reacción inmediata e intuitiva con respecto a aquello que vemos en el cielo.
A continuación planteamos una pregunta acerca del curso de la acción. Ésta puede ser la que ya estamos siguiendo o una alternativa que pueda ser sugerida por las nubes en el centro de nuestro campo de visión.
Finalmente, preguntamos sobre el posible resultado de seguir el camino sugerido por la segunda nube. La respuesta la encontramos en las nubes situadas a la derecha de nuestro campo de visión.
Nos sentamos tranquilamente y examinamos las tres imágenes, que pueden ser leídas como una historia. Si no tienen sentido, dormimos con nuestras notas debajo de la almohada después de haber echado un vistazo a los dibujos y a las palabras justo antes de dormirnos. Es posible que la respuesta aparezca en sueños.
Nota: ver apéndice para observar un ejemplo de Eason.

Práctica V: contactar con el Espíritu del Lugar
Siéntate cerca o tocando alguna parte del espíritu con el cual deseas hablar. Ten mucho cuidado de tener claro con quién vas a hablar: si es con el claro, con el bosque entero, con el cielo, con una montaña o la cadena entera.
Cierra los ojos o déjalos abiertos, depende qué trabaje mejor para ti. Aquieta tu mente, concéntrate en tu respiración o un mantra (palabra que se repite y en la cual se concentra la atención. Puede ser el OM hindú o palabras como “calma” o “amor”). Respira 4-2-4-2 hasta que estés relajado.
Mueve tu conciencia al ser con el que quieres hablar –si es un lugar físico muy espacioso, como un bosque, sitúate en su corazón, o flotando por encima de él, o incluso puedes visualizar un lugar en donde ambos espíritus se encuentren, como una habitación. Pide permiso antes de moverte. Confía en tus reacciones para conocer la respuesta.
Cuando estés listo, háblale.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://templodeljaguar.myartsonline.com
Nasseilian
Administradora
Administradora


Femenino Cantidad de envíos : 608
Edad : 26
Localizaci�n : Córdoba
Fecha de inscripción : 15/10/2007

MensajeTema: Re: Capítulo 9: Naturaleza, otros seres   Jue Sep 23, 2010 3:08 pm

Las hojas dejan filtrar la luz mortecina que pasa entre el denso manto de nubes. El frío da una apariencia extraña al lugar, puesto que la humedad se convierte fácilmente en niebla, y aleja a todo ser vivo que no posea un denso pelaje para calentarse.
El inverno ha llegado.
Realmente te preguntabas si la druidesa dormía bajo las encinas, pero ahora que recrudeció el clima, conociste su modesta vivienda, donde el fuego de la chimenea permanece continuamente prendido, custodiado por dos bellos seres del fuego, similares al de tu primera visita a este bosque.
Ahora mantiene la apariencia de la una anciana, y deambula de un lado para el otro con un bastón maravillosamente tallado, lleno de inscripciones y símbolos que algunos te empiezan a ser familiares.
Ahora ambos están quietos, sentados en el suelo, mirando las llamas. Hace tiempo que posa la mirada en ti. Ya te ha dejado de incomodar es comportamiento, por lo que esperas pacientemente a que hable.
- Hace tiempo que estás vagando por este bosque. Conoces a sus animales, a sus árboles, al viento, al sol y a la luna. Sin embargo, y a pesar de que veo que disfrutas de su compañía, nunca les has pedido consejo. Te has dedicado –y muy prolijamente- a aprender, pero no a reflexionar. Quiero que aproveches este día propicio, y contactes con los Guardianes.
- Para ello, piensa una pregunta, un consejo que te gustaría que te sea dado. Puede ser una pregunta teórica, sobre el druidismo, o sobre tu vida en sí. Tómate todo el tiempo que necesites para pensar qué es lo que te gustaría saber (elige mentalmente esta pregunta).
-Muy bien –dice la druidesa al detectar la idea en tus ojos-, ahora relaciónala con algún lugar del bosque que podría serle afín. Está el claro donde fue la reunión con los druidas, los senderos, la montaña, el llano con el árbol, el río, el claro de tu iniciación, la cascada, los dólmenes, el lago… todos esos lugares por los que hemos transitado alguna vez. Elige un lugar en donde podría hallarse una respuesta, de acuerdo a lo que representan simbólicamente. Ahora ve, y cuando llegues a la zona en cuestión, ubica el rincón más propicio para sentarte. Ten –la anciana te acercó un canasto cerrado- aquí tienes un manto para crear un espacio especial. También hay distintos tipos de ofrendas, de acuerdo al tipo de guardián con el que quieras contactar. Sé agradecido. Crea un ambiente ameno y relajado antes de empezar. Decóralo si deseas, tranquilízate, recuérdate para qué fuiste a ese lugar, y cuando estés listo, llama al Guardián. No quiero que premedites esas palabras, que sean las que deban salir en su momento. Bríndale tu ofrenda y conversa con él, planteándole tu duda. Una vez que el diálogo haya terminado, agradécele su presencia y junta tus cosas. Si hay desperdicios, arrójalos a la Madre Tierra o a un curso de agua y luego márchate sin volver la vista.
Te preparas para marchar, con la pregunta y el lugar fijos en la mente (si aún no decidiste qué lugar visitar mentalmente, este es un buen momento para decidirlo). Te envuelves en tu capa de viaje, y abres la puerta. Al cerrarla escuchas a tu anfitriona murmurar:
- A eso se le llama comúnmente un ritual. Pero ya hablaremos de eso luego.
Sigues el sendero que te lleva al lugar que escogiste. Deambulas en el bosque silencioso. El aire está especialmente cargado, quizá mañana te encuentres con una nevada. Va a ser espectacular.
En eso, vez asomarse entre los arbustos una figura imponente: un ciervo, con su cornamenta en alto. Te detienes y agachas la cabeza a manera de saludo. Mantienes los ojos fijos en la mirada del animal, demostrando respeto y aceptación. Recuerdas que en verano, se dice que Cernunnos, el Dios de las bestias y del Otro Mundo, deambula en este reino bajo la forma de un ciervo. Es uno de sus animales sagrados. Excelente augurio, piensas, y sonríes.
Sigues tu camino y por fin llegas a destino. Observas alrededor hasta encontrar un espacio que te parece más brillante y más profundo. No es una sensación fácil de describir, pero la sientes, y eso es suficiente. Buscas en la canasta y sacas el manto, extendiéndolo por la superficie.
Te sientas y observas qué mas hay en la canasta. Hay un atado de hierbas secas, pan, una botella con agua y otra con vino, fósforos, velas, una corona de flores, un muñeco de madera, un cuchillo, una vara, una bolsita con gemas y piedras preciosas, lápiz, papel, e infinidad de cosas más. Se destaca un pequeño pedazo de corteza de árbol, donde está escrito: USA TU INTUICIÓN, NO TU CONOCIMIENTO.
Elige todos los objetos que desees usar –recuerda que puede haber otros que la lista no haya nombrado – y continúa imaginando el relato. Has la ceremonia, y contacta con el Guardián con el ojo de tu mente. Deja salir el aspecto creativo.
Como siempre, quiero detalles.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://templodeljaguar.myartsonline.com
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Capítulo 9: Naturaleza, otros seres   

Volver arriba Ir abajo
 
Capítulo 9: Naturaleza, otros seres
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» se puede tomar energia de persona o otros seres vivos??
» Collier capítulo 8
» Collier.capítulo 3
» EL EPISODIO DE JOSUÉ Y EL SOL
» Tobías En el capítulo 6 y verso 8,manda a ahuyentar los demonios con carne quemada tremenda herejia

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
El Gorsedd del Jaguar :: Del sacerdocio :: Cursos :: Lecciones de Chañar-
Cambiar a: